La ciudad del siglo XXI se enfrenta a la dualidad entre crecer o preservar el medio natural. Sin embargo, transformar el medio ambiente parece inevitable. Un sitio urbano se define como el espacio natural inmediato en el cual se ha desarrollado una ciudad, comprende su relieve, hidrografía, suelo, etc. La urbanización transforma el medio ambiente tanto en sus componentes individuales como en su organización. Entre esos efectos de la acción antrópica se encuentra aquellos ocasionados al espacio físico concreto y los ocasionados en la atmósfera y el ambiente climático. Las construcciones tienen un alto impacto sobre el ambiente. A través de este curso se pretende dar a conocer a los estudiantes cuáles son esos impactos y como adquirir una conciencia y responsabilidad ética como profesionales frente a la problemática ambiental de nuestro Planeta.